Saltar al contenido

¿Cuál es la Oración de la noche?

Nada mejor que una oración de la noche antes de dormir para agradecer al Señor y descansar en paz.

Muchas veces en la vida pueden surgir problemas y nos sentimos abrumados pero recordemos que Dios siempre nos acompaña y nos lleva en sus brazos.

Confiemos en él con Fe y esperanza porque nunca estamos ni estaremos solos, Jesús nos acompaña en nuestro dia a dia.

A continuación la oración de la noche completa.

Señor hoy no olvidaste despertarme y yo tampoco quiero olvidar darte las gracias.

En esta noche me acerco a ti no tanto para pedirte sino para agradecerte.

Cuántas veces señor he olvidado darte las gracias.

Gracias por la vida, la salud, la comida, el agua, mi trabajo, el bienestar a toda mi familia

y tantas otras bendiciones que no logro ver en el ajetreo de mi vida…

Que dichoso/a soy, Dios mío al tenerte en mi corazón, en mi vida y contar con tu Santa Presencia.

Sumergeme en el río de tu espíritu santo y hazme descansar protegido por ti.

Amén.

 

 

¿Porque debemos rezar una oración de la noche?

Hacer una oración de la noche es una manera excelente de dejar de lado el estrés y encontrar la paz antes de dormir.

No importa lo que hayas enfrentado hoy, hablar con Dios a través de las oraciones renovarán tu fe.

Orar de noche también nos ayudan a ver todas las cosas buenas que sucedieron en nuestro dia y por las que tenemos que estar agradecidos/as.

¡No olvides compartir estas oraciones de la noche con tu familia y amigos para que ellos también puedan descansar sintiéndose siempre protegidos, bendecidos y agradecidos!

Reflexionemos sobre la oración de la noche

1. Dios siempre está presente.
Realizar la oración de la noche después de un día complicado, confortará tu alma al recordar la presencia  de Dios.

Dios contigo, ¿quien contra ti?

2. Seamos agradecidos. 
Demos gracias al Señor y tratemos de ser positivos frente a un mal día. Siempre tenemos momentos para agradecer a Jesús, pese a las situaciones adversas.

3. Darnos cuenta de cómo Dios se manifiesta en nosotros.
Dios siempre está presente en nuestra vida diaria desde las escrituras, la belleza de la naturaleza, en una charla con un hermano.

Aveces lo sentimos en voz alta, y a veces lo podemos encontrar en las pequeñas cosas de la vida y los milagros.

¿Los puedes reconocer?

4. Arrepiéntete de tus defectos.
No nos gusta reconocer nuestros propios errores, pero es la clave en la evolución de nuestro mundo espiritual y religioso.

Pídele ayuda a Dios a reconocer nuestros errores, y mejorar dia a dia.

5. Crezcamos junto a Dios.

Todos los días tenemos la oportunidad de reinventarnos a nosotros mismos. ¿Hay cosas que deba corregir? o ¿alguien con quien deba disculparme?

¿Hay algo que debamos cambiar mañana?

La oración de la noche al espíritu santo es una oración que podemos realizar cuando nos sentimos agobiados o preocupados.

Esta oración nos proporciona la paz y la tranquilidad que necesitamos antes de dormir y agradecer a Dios por otro dia mas de vida y dormir en calma.

Recomendamos oración de la noche salmo 91.

oracion de la noche

Oración de la noche para diferentes intenciones

Las oraciones para la noche nos proporcionan esa paz y tranquilidad de saber que nuestros temores y preocupaciones están en las únicas manos capaces de solucionar nuestros problemas, que es nuestro Señor Dios todopoderoso.

Razones por las cuales es bueno orar de noche

  • La oración es necesaria porque es un acto de obediencia.

Estamos llamados a rezar, Dios nos diseñó para eso.

Está integrado en nuestra propia existencia. Debido a que somos creados a Su imagen, la imagen de Dios, debemos imitar el comportamiento de Cristo.

Jesús oró para permanecer en la voluntad del Padre. De modo que, como imitadores de Cristo, la oración también es necesaria para permanecer en su voluntad.

Antes del amanecer de la mañana siguiente, Jesús se levantó y salió a un lugar aislado para orar (Marcos 1:35).

Mi oración no es por el mundo, sino por aquellos que me has dado, porque te pertenecen (Juan 17: 1).

Todos se reunieron y se unieron constantemente en oración, junto con María, la madre de Jesús, varias otras mujeres y los hermanos de Jesús (Hechos 1:14).

Todos los creyentes se dedicaron a la enseñanza de los apóstoles, a la comunión, a compartir comidas (incluida la Cena del Señor) y a la oración (Hechos 2:42).

Entonces los apóstoles podemos pasar nuestro tiempo en oración y enseñando la palabra (Hechos 6: 4).

  • La oración es necesaria porque es la solución.

La oración es un camino hacia la resolución, el camino para encontrar una respuesta a un problema. Proporciona información sobre nuestros dilemas y decisiones difíciles.

Pregúntame y te contaré secretos notables que no sabes sobre las cosas por venir (Jeremías 33: 3).

Y así que te digo, sigue preguntando, y recibirás lo que pides. Sigue buscando y hallarás. Sigue tocando y la puerta se te abrirá. Para todos los que preguntan, reciben. Todos los que buscan, encuentran. Y para todos los que llaman, la puerta se abrirá (Lucas 11: 9-10).

Entonces, si mi pueblo que es llamado por mi nombre se humillará y orará y buscará mi rostro y se apartará de sus malos caminos, oiré del cielo y perdonaré sus pecados y restauraré su tierra. Mis ojos estarán abiertos y mis oídos atentos a cada oración hecha en este lugar (2 Crónicas 7:14).

  • La oración de la noche es necesaria porque se está comunicando.

Desde el principio de los tiempos, Dios nos ha estado hablando. Simplemente no siempre estamos en un lugar o estado donde podamos escucharlo.

Incluso Adán y Eva disfrutaron de charlas con el Padre en el jardín antes y después de su pecado.

Es y siempre ha sido su deseo de compartir sus pensamientos con nosotros, sus promesas, su guía. Si deseas comunicarte con nuestro Señor, la oración es necesaria.

Entonces Dios los bendijo y dijo: “Sé fructífero y multiplícate (Génesis 1:28).

Entonces el Señor Dios llamó al hombre: “¿Dónde estás?” (Génesis 3: 9).

“¿Quién te dijo que estabas desnudo?”, Preguntó el Señor Dios. “¿Has comido del árbol cuyo fruto te ordené que no comieras?” (Génesis 3:11). 

Que el pueblo de Israel me construya un santuario sagrado para que yo pueda vivir entre ellos (Éxodo 25: 8).

Yo fui quien los sacó de la tierra de Egipto para poder vivir entre ellos (Éxodo 29:46).

  • La oración es necesaria porque así es como hacemos solicitudes.

Dios se deleita en nosotros. Él anhela bendecirnos y derramar su favor sobre nosotros. Cuando nuestros deseos se alinean con sus deseos para nosotros, ¡suceden cosas increíbles!

Pero cuando ores, vete solo, cierra la puerta detrás de ti y reza a tu Padre en privado. Entonces tu Padre, que lo ve todo, te recompensará (Mateo 6: 6).

Y el Espíritu Santo nos ayuda en nuestra debilidad. Por ejemplo, no sabemos por qué Dios quiere que oremos. Pero el Espíritu Santo ora por nosotros con gemidos que no se pueden expresar con palabras. Y el Padre que conoce todos los corazones sabe lo que el Espíritu está diciendo, porque el Espíritu nos suplica a los creyentes en armonía con la voluntad de Dios (Romanos 8: 26-27).

Sin embargo, no tienes lo que quieres porque no se lo pides a Dios (Santiago 4: 2).

  • La oración es necesaria porque así es como promovemos el reino de Dios.

El mayor sacrificio y acto de sumisión es cuando establecemos nuestra agenda y recogemos la de Cristo.

Cuando decidimos ser pequeños para que Él sea más grande, el territorio de Dios se expande y las posibilidades de que otros sean salvos aumentan. La oración es necesaria para que esto suceda.

“Padre, si estás dispuesto, quítame esta copa de sufrimiento. Sin embargo, quiero que se haga tu voluntad, no la mía ”(Lucas 22:42).

“Todavía hay una cosa que no has hecho”, le dijo. “Ve y vende todas tus posesiones y dale el dinero a los pobres, y tendrás un tesoro en el cielo. Entonces ven y sígueme ”. Ante esto, la cara del hombre cayó, y se fue triste, porque tenía muchas posesiones (Marcos 10: 21-22).

“Si alguno de ustedes quiere ser mi seguidor, deben apartarse de sus formas egoístas, tomar su cruz todos los días y seguirme. Si intentas aferrarte a tu vida, la perderás. Pero si entregas tu vida por mí, la salvarás (Lucas 9: 23-24).

  • La oración es necesaria porque así es como nos hacemos más sabios.

Cuanto más sepa, esto no es solo una línea en un comercial. Es un concepto más amplio sobre la vida espiritual.

Cuanto más sepa, mejor preparado estará. Cuanto más sepa, más equipado estará para tomar decisiones. Cuanto más sepa, más calificado estará para explicar.

Cuanto más sepa, más podrá conectarse. Cuanto más sepa, mejor discernirá. Cuanto más sepa, más hábil será para defender el Evangelio.

La oración es necesaria si quieres “saber más”.

Dame un corazón comprensivo para que pueda gobernar bien a tu pueblo y saber la diferencia entre lo correcto y lo incorrecto (1 Reyes 3: 9).

Le pedimos a Dios que te dé un conocimiento completo de su voluntad y que te de sabiduría y comprensión espirituales (Colosenses 1: 9).

Ruego por ti constantemente, pidiéndole a Dios, el glorioso Padre de nuestro Señor Jesucristo, que te dé sabiduría espiritual y perspicacia para que puedas crecer en tu conocimiento de Dios (Efesios 1: 16-17).

Si necesita sabiduría, pídale a nuestro Dios generoso, y él se la dará (Santiago 1: 5).

  • La oración es necesaria porque así es como ganamos poder y confianza.

La duda, el caos y la confusión son obras del enemigo. Hará cualquier cosa para nublar tu juicio, desordenar tus pensamientos y mantenerte adivinando.

La oración es necesaria para construir poder y confianza.

Encontrarás a tu Padre celestial parado en terreno llano. El no duda. El no cambia. Es el mismo ayer, hoy y mañana. Puedes confiar en eso.

Ahora tenemos esta luz brillando en nuestros corazones, pero nosotros mismos somos como frágiles vasijas de barro que contienen este gran tesoro. Esto deja en claro que nuestro gran poder es de Dios, no de nosotros mismos (2 Corintios 4: 7).

También rezo para que comprenda la increíble grandeza del poder de Dios para nosotros que le creemos. Este es el mismo poder poderoso que levantó a Cristo de los muertos y lo sentó en el lugar de honor a la diestra de Dios en los reinos celestiales (Efesios 1: 19-20).

Porque Dios no nos ha dado un espíritu de temor y timidez, sino de poder, amor y autodisciplina (2 Timoteo 1: 7).

Porque sabes que cuando se prueba tu fe, tu resistencia tiene la oportunidad de crecer. Así que déjalo crecer, porque cuando tu resistencia esté completamente desarrollada, serás perfecto y completo, sin necesitar nada (Santiago 1: 3-4).

  • La oración es necesaria porque así es como reprendimos al diablo.

El diablo es implacable en su búsqueda de usted, por lo que debe ser implacable al reprenderlo. Todos los días. Cada hora. Cada minuto si es necesario.

Sé como la mujer en War Room; párate en la puerta y declara: “No puedes tener mi matrimonio. No puedes tener a mi hija. Y seguro que no puedes tener a mi hombre. ¡Esta casa está bajo nueva administración, y eso significa que estás fuera!

Tal vez solo una película, pero evidencia clara de que la oración es necesaria.

Así que humíllense ante Dios. Resistid al diablo, y huirá de vosotros. Acércate a Dios, y Dios se acercará a ti (Santiago 4: 7).

Utilizamos las armas de la justicia en la mano derecha para atacar y la mano izquierda para la defensa (2 Corintios 6: 7).

“¡Aléjate de mí, Satanás! Eres una trampa peligrosa para mí. Estás viendo las cosas simplemente desde un punto de vista humano, no desde el de Dios ”(Mateo 16:23). 

Entonces Jesús le dijo: “¡Ve, Satanás! Porque está escrito: ‘Adorarás al Señor tu Dios, y solo le servirás’ ”(Mateo 4:10).

  • La oración es necesaria porque es cómo expulsamos demonios en nuestras vidas.

Ten cuidado con lo que permites en tu vida. Presta atención a las puertas que abres.

Lo que parece diversión inocente podría ser cómo el enemigo se desliza y crea una fortaleza.

Las tablas ouija, la lectura de la palma y las cartas del tarot son mucho más peligrosas de lo que te imaginas. Orar es necesario si vas a librarte de tu vida.

El enemigo huele los puntos sensibles, los dolores no curados, la falta de perdón, y los usa para separarnos. Pero puedes hacerte cargo de la oración.

Jesús llamó a sus doce discípulos y les dio autoridad para expulsar espíritus malignos y sanar toda enfermedad y dolencia (Mateo 10: 1).

Jesús envió a los doce apóstoles con estas instrucciones: ve y anunciales que el reino de los cielos está cerca. Sanar a los enfermos, resucitar a los muertos, curar a los que tienen lepra y expulsar demonios (Mateo 10: 5-8).

Luego nombró a doce de ellos y los llamó apóstoles. Debían acompañarlo, y él los enviaría a predicar, dándoles autoridad para expulsar demonios (Marcos 3: 14-15).

  • La oración es necesaria porque es terapéutica.

Cuando sientes que tu mundo está fuera de control. Cuando las tormentas golpean. Cuando te invade la preocupación. Cuando la enfermedad y la fatiga golpean. Deja que la oración sea tu estabilidad, tu calma, tu tranquilidad.

Encontrarás descanso y recuperación allí.

Jesús respondió: “¿Por qué tienes miedo? ¡Tienes tan poca fe! ”Luego se levantó y reprendió al viento y las olas, y de repente hubo una gran calma (Mateo 8:26).

Jesús estaba durmiendo en la parte trasera del bote con la cabeza sobre un cojín. Los discípulos lo despertaron. Gritando: “Maestro, ¿no te importa que nos ahoguemos?”. Cuando Jesús se despertó, reprendió al viento y dijo a las olas: “¡Silencio! ¡Quédese quieto! ”De repente, el viento se detuvo y hubo una gran calma (Marcos 4:38).  

“Hija, tu fe te ha curado. Ve en paz. Tu sufrimiento ha terminado ”(Marcos 5:34).

“No tengas miedo. Solo ten fe ”(Marcos 5:36).

  • La oración es necesaria porque es evidencia de una relación correcta.

Acción de gracias. Alabanza. Adoración. Oración.

Si estos actos tienen un lugar en su vida diaria, entonces hay una buena posibilidad de que esté en relación con Jesucristo. Y ese, mi amigo, es el mejor lugar para estar. ¡Sin mencionar lo más seguro!

Porque Dios amó tanto al mundo que dio a su Hijo unigénito, para que todos los que creen en él no perezcan sino que tengan vida eterna. Dios envió a su Hijo al mundo no para juzgarlo, sino para salvarlo a través de él (Juan 3: 16-17).

“Debes amar al Señor tu Dios con todo tu corazón, toda tu alma y toda tu mente. Este es el primer y más grande mandamiento (Mateo 22:37).

Pero prodigo amor inagotable por mil generaciones a quienes me aman y obedecen mis mandamientos (Éxodo 20: 6).

Imágenes de oración de la noche

Te dejamos con imágenes con la letra de oraciones de la noche para que puedas descargar o imprimir fácilmente.

Oraciones de la noche

oración de la noche

 

oracion de la noche

Video de oración de la noche

Siempre es bueno tener al alcance un video con oraciones de la noche habladas.

Tener una buena oración de la noche para agradecer a Dios por todas sus bendiciones.